Creemos en nosotros,
aquí nadie reza.

jueves, 18 de noviembre de 2010

No. En realidad no me pasa nada.


Tengo ganas de gritar al mundo que me deje en paz, y lo más curioso es que no sé por qué. No me ocurre absolutamente nada malo, y varias cosas buenas. Supongo que tanto tiempo estando maja con la gente es demasiado para mí y necesito unos días para pensar, yo sola.
No tengo ganas de ni estar en el tuenti, ni en el msn (no sé ni por qué estoy), supongo que porque no me habla nadie.
Joder, es que lo único que me apetece es escuchar música y estar como un estado superior a todo, que supera mis ganas y mis fuerzas.
He encontrado la música perfecta para ahora, el autor es Josh Groban (bendito Spotify).
Odio que la gente diga lo que va a hacer. Me importa poco o nada lo que haga en cada momento, eso típico de voy a comer algo, o voy a ducharme, y cosas así, joder, si no se quiere ser molestado o se quiere compañía, no es tan difícil decirlo claramente.
Lo que más odio es que siempre hay que contestar a las preguntas de ¿a dónde vas?, ¿qué haces? Joder, me estás viendo, no puedes deducirlo tú, o, ¿eres tan retrasado/a que no te da para más?
Pero también la gente llega a los extremos con eso. Vale, decir las cosas claramente, pero hay cosas que más que nada, por no herir a la persona que tienes al lado que supuestamente es tu amigo/a, no se dicen.
Por ejemplo, a mí me gusta que me digan las cosas con sinceridad, pero que de repente me salte una supuesta amiga, no todo gira en torno a ti, cuando creo no ser demasiado egocéntrica, es más, quien me conozca un poquitín sabrá que me considero la cosa más baja que hay de esta subespecie.
Pero bueno, qué más da. Un día malo lo tiene cualquiera.
Todos los días son malos. ¿Sí? Pues mala suerte, te jodes, que no tienes otra alternativa e intenta sonreír  y ser medianamente buena, que si dijese yo todo lo que pienso a todo el mundo tal cual lo pienso acabarían todos esos imbéciles que se creen insensibles llorando, que a ser cruel también puedo jugar yo.
Tengo sueño.
Mañana las notas. Viva (aunque no se note, tiene un deje irónico).

Un beso.
Ese.Esa.Esos.

2 comentarios:

  1. Interesante, has escrito una paradoja muy buena. En cuanto al titulo con lo que escribes, además cambias de temas sin venir a cuento y por si fuera poco das ver demasiado. Si juegas a ser cruel la vida te depara muchas sorpresas, y aunque no lo creas o no lo veas... porque estas mas ciega que Bob Marley despues de fumarse 30 porros de yerba... quizas ya estes jugando a eso. Hay diferentes formas de ser cruel. Hay veces que los pensamientos plasmados en palabras o hacen nada, y otras veces un silencio mata.

    ¿Qué tal las notas? :D

    ResponderEliminar

A veces los pensamientos vuelan tan alto que son prisioneros del sol.